Rotoshelf™ y Turnloader™  son una solución única que facilitan la gestión de productos como bebida y lácteos y mejoran los tiempos de reposición. Este sistema utiliza el movimiento de rotación, haciendo que el módulo con las baldas rote completamente, de tal forma que la parte trasera están disponibles para reponer el producto. Sus baldas inclinadas ayudan al frenteado, permitiendo estantes limpios y ordenador y una máxima visibilidad todo el tiempo aumentando la compra por impulso.

Sencilla adaptación y configuración flexible: para módulos de 600, 700, 900 y 1250mm de ancho.

Facilita la reposición de producto, ahorrando tiempo y esfuerzo al personal de tienda. Minimiza la merma y el desperdicio alimentario controlando en todo momento el principio FIFO.

Indicado especialmente para las categorías con un tiempo de vida corto como lácteos o zumos u otras bebidas. Su reposición se hace girando la sección y desde la parte trasera. Las baldas por gravedad hacen que el producto se deslice hacia la parte delantera y los separadores hacen que el planograma quede siempre ordenado. Todo esto consigue un lineal siempre ordenador y frenteado, además de reducir el desperdicio alimenticio ya que siempre queda delante el producto más próximo a fecha de caducidad.